Confinamiento genera nuevos desafíos en materia de educación e igualdad de género

Académica llamó a resinificar los roles, que tantos hombres y mujeres deben cumplir en diferentes ámbitos. Asimismo planteó la necesidad de constituir una alianza virtuosa entre la familia y la escuela.



img

Como “un momento único” de nuevos desafíos, definió la académica de la Facultad de Ciencias de la Educación, Carolina Martínez, el actual contexto de confinamiento causado por la emergencia sanitaria. La experta, sostuvo que la situación ofrece nuevas oportunidades en la educación de los niños, en orden a disminuir la brecha de género existente y terminar con los estereotipos.

La académica, quien participó en el conversatorio “Educando en casa: oportunidades y desafíos”, organizado por la Dirección de Género de la Universidad de Talca, sostuvo que el actual escenario permite conocer “en profundidad” cómo aprenden los hijos, contactar con nuevas redes, conocer las familias detrás de las escuelas, y principalmente trabajar y relacionarse con los profesores. “Son cuestiones que claramente se han visto intencionadas por este contexto, pero es también una oportunidad. Hay que entender que también hay desafíos y van de la mano de poder disminuir la otra cara de la pandemia y que tiene que ver con las múltiples brechas existentes”, dijo.

Martínez destacó que “uno de los principales desafíos es repensar o resignificar los roles, que tanto hombres y mujeres deben cumplir en los diferentes ámbitos. Eso significa el que las familias puedan desafiar a sus integrantes a realizar a actividades que no estén estereotipadas. En cierta medida que estén centradas en la vida práctica, que den cabida al trabajo con las emociones, y que estén en la dimensión del cuidado de otros y otras”, comentó.

Añadió que un segundo desafío es poder repensar el para qué y por qué se aprende. La experta afirmó que más allá de focalizarse en una estructura formal de contenido y llenar a los niños de actividades, tiene que ver con entender los fenómenos naturales de la vida: “Que sea un conocimiento situado, que enriquezca su experiencia en la casa, y eso obviamente demanda el que los profesores y las familias piensen en esas oportunidades y hagan un trabajo en conjunto”.

La profesora de la Facultad de Ciencias de la Educación resaltó que un tercer desafío en el actual contexto es generar una alianza virtuosa entre la familia y la escuela. “Es  importante cómo trabajamos con el profesorado, el cómo se generan vínculos más allá de un cuestionamiento a la escuela y el sentir que los profesores no están haciendo su trabajo. Hay que entender que la educación de los niños y niñas debe estar mediada por esta articulación entre las familias y los educadores”, precisó.



Debe estar registrado para poder comentar.

Keywords: